Úbeda, 9 de julio de 2019
InicioBuscar en la webPreguntas más frequentesImprimirDirectorioNoticiasAgenda

e-Ciudadaníae-Empresae-agriculturae-Turismo
Detalle de noticia general
Actualidad \ Eventos
12/04/2011

Úbeda acoge una de las colecciones de arte oriental más destacadas de Europa
Geisha y Samurai. Amor y guerra en el antiguo Japón, organizada por Fundación Caja Rural en colaboración con la Concejalía de Cultura, se podrá ver hasta el 1 de mayo en el Hospital de Santiago

La Fundación Caja Rural de Jaén en colaboración con el Área de Cultura del Ayuntamiento de Úbeda expone, hasta el próximo 1 de mayo en la sala Pintor Elbo del Hospital de Santiago, una exposición que nos pone en contacto con el arte y el pensamiento del lejano Oriente y Japón, país este último de plena actualidad tras los últimos tsunamis que han afectado a parte de su territorio.
La muestra reúne más de un centenar de piezas procedentes de la colección privada del investigador e historiador Pietro Gobi, quien posee, con más de 400 obras, una de las colecciones más importantes que se puede localizar en Europa sobre arte Oriental. A través de estas piezas, no sólo el espectador puede acercarse al pasado de la cultura nipona, sino también descubrir las claves para la comprensión de la sociedad japonesa actual.
La exposición nos llevará a revivir el mundo de las cortesanas, jóvenes que encarnaron los ideales de belleza de estos años y de los lugares de placer. Volveremos a ver la sensualidad y las hermosuras monumentales transmitidas por los antiguos maestros como Hokusai, Kunioshi, Kunisada, Hiroshige, Eizan.
La otra vertiente de la exposición está dedicada al samurai: guerrero tribal arquetipo de un héroe solitario, despiadado en el campo de batalla y esteta en tiempo de paz. La historia y el mito de esta privilegiada casta de guerreros nobiliarios será visitada a través de extraordinarias imágenes, donde su universo de sentimientos y pasiones nos llevará a un mundo ya perdido a medio camino entre la historia y la leyenda. Al mismo tiempo sorprenderá la imagen tan contemporánea  de obras del siglo XII que perfectamente se pueden vincular a los cómic manga tan populares en la actualidad.
Por otro lado, a través de la fotografía reviviremos los ritos cotidianos de los samurais, de las geishas, de los vendedores ambulantes y de los mercaderes. Las fotografías redecoradas con colores en añil tenían inspiración en el arte pictórico en cuanto a los personajes, las tintas y las composiciones se refiere.
En esta época estas imágenes se vendían como souvenir. Las fotos se pegaban entre cartones y se encuadernaban en volúmenes, con elegantes tapas de filtro o de laca todo muy decorado que luego se guardaban en cajas de cartón o de madera. El precio por un álbum de 100 copias era de más de 200 dólares en el 1877. El estudio de estas representaciones nos ofrece la clave de lectura para poner en evidencia la relación existente entre la cultura occidental y la japonesa.
En Europa se despertará el interés por el exotismo del arte oriental a partir del tardo-barroco,  ya que fue una de las atracciones principales de las grandes cortes europeas. Sin embargo sería a partir de 1854, con la apertura de los puertos japoneses y el inicio de acuerdos comerciales a cargo del célebre “commodoro” Perry, lo que permitiría el conocimiento y atractivo internacional por el arte nipón.
Desde entonces las continuas importaciones de mercancía y manufactura proveniente de Japón y de China invadieron Occidente. Los grabados, sobre todos japoneses, ya conocidos en Europa, se difundieron de forma numerosa en las principales capitales; sobre todo París, que conoce una invasión de xilografías, manga y grabados, algunos eróticos, muy apreciados por los parisinos.
Gracias a la Exposición Internacional de 1862 en Londres y la de 1876, 1878, 1889 en París, el arte oriental tuvo un éxito sin precedentes, en este periodo se formaron importantes colecciones de xilografías y cerámicas, también se fundaron revistas como “Le Japon Artistique” de Samuel Bing y muchos artistas tomaron el arte y los grabados japoneses como modelo, convirtiéndose así en un trámite en la evolución del gusto y de la composición de una nueva pintura emergente, el Impresionismo.
Esta exposición, que se enmarca dentro de la promoción cultural y del patrimonio histórico-artístico  de la provincia de Jaén dentro del programa La Rural Cultura, se podrá visitar hasta el día 1 de mayo, de martes a domingo de 11.30 a 14.00 horas por la mañana y de 18:00 a  21:30 horas por la tarde. Los lunes permanecerá cerrada.

<< Volver
 
FEDERMinisterio de Industria, Turismo y ComercioConsejería de Innovación, Ciencia y EmpresaDiputación de JaénAyuntamiento de ÚbedaPrograma de Ciudades DigitalesTAWW3C CSS
© 2019. Ayuntamiento de Úbeda.
Información - Aviso Legal - Términos de uso - Política de protección de datos - Accesibilidad